CulturaPatrimonio

Con la ruta ‘Els camins de l’aigua’ finalizaron los actos de la XI Semana Cultural L’Alfàs amb Història

77

Con la ruta ‘Els camins de l’aigua’, organizada por las concejalías de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, han finalizado los actos conmemorativos de la undécima Semana Cultural L’Alfàs amb Història, dedicada este año a poner en valor dos de las partidas rurales más antiguas del municipio: Carbonera y el Captivador.

“Esta visita se hizo accesible para personas con discapacidad auditiva a través de una mediadora que iba traduciendo en lenguaje de signos toda la información que se iba dando”, destacó el concejal de Cultura y Patrimonio, Manuel Casado.

La ruta incluyó la visita al Molí de Mànec, ubicado en el barranco de Carbonera, donde se explicó cómo estaba organizado el molino, con una planta superior destinada a la vivienda del molinero y de su familia, y una planta inferior, donde se ubicaba la maquinaria y demás elementos necesarios para la molturación del grano.

A continuación, se pudo conocer la historia de la ermita de Sant Vicent del Captivador, edificio construido entre 1802 y 1803 gracias al empeño y financiación de los habitantes del lugar, que no tuvieron ningún tipo de ayuda civil o eclesiástica. La ermita, desde su construcción hasta la actualidad, ha trascendido su función religiosa actuando como espacio de encuentro y reunión para residentes de tres localidades vecinas: La Nucía, l’Alfàs del Pi y Altea.

Otra de las actividades incluidas en esta Semana Cultural ha sido el taller de pintura de huevos de Pascua celebrado este sábado en la plaza Escoles Velles. Una actividad dirigida a niñas y niños de entre 3 y 10 años.

De este modo ha concluido la undécima Semana Cultural l’Alfàs amb Història, este año titulada ‘L’Alfàs abans L’Alfàs: Carbonera i El Captivador’, en la que se ha rendido homenaje a la Associación II Centenari de l’Ermita de Sant Vicent del Captivador con la entrega del Premi L’Alfàs 2022.

El Ayuntamiento de l’Alfàs creó esta Semana Cultural para conmemorar la segregación de la Baronía de Polop y el nacimiento del nuevo municipio de l’Alfàs del Pi, hecho que tuvo lugar el 16 de abril de 1836.

El objetivo de estas jornadas es poner en valor los diferentes aspectos históricos, sociológicos, económicos y culturales relacionados con el pasado del municipio, unos aspectos que configuran la actual idiosincrasia de la población.