EducaciónSalud

El alumnado del IES l’Arabí de l’Alfàs junto a MO’Roots participan en la campaña Somos Imprescindibles

146

La concejala de Educación del Ayuntamiento de l’Alfàs, Loli Albero, y la directora del IES l’Arabí, Felicidad Martín, han ido hasta Valencia para participar en la presentación de la campaña: ‘Somos Imprescindibles’, junto a Raquel Andrés, directora general d’Inclusió Educativa y una representación del alumnado del IES Arabí.

Una campaña promovida desde la Generalitat para trabajar por la salud mental, de prevención de las conductas autolesivas y el suicidio, para el empoderamiento del alumnado. MO’Roots ha elaborado la canción junto al alumnado del IES Arabí de l’Alfas del Pi. Sofi, Oliver y Zoe se han convertido en los tres protagonistas de la campaña y han coincidido en que han disfrutado mucho la experiencia. “Todos somos perfectos tal cual somos y cada uno tiene su esencia propia” ha señalado Sofi mientras que Oliver ha apuntado: “Todo el mundo es especial y no hay nadie como tú”.

La conselleria de Educación pone en marcha la campaña ‘Imprescindibles’ con el objetivo de prevenir el suicidio y las actitudes autolesivas porque, según sus cifras, en tres años las incidencias por suicidios, intentos de suicidio y autolesiones se han multiplicado casi por cuatro. Según Raquel Andrés, directora general d’Inclusió Educativa, se pretende fomentar la inteligencia emocional y detectar situaciones de alarma: “Queremos proporcionar a los niños y niñas autoconocimiento y, además, detectar situaciones de alarma”. 50 psicólogos van a trabajar con los chicos y chicas de segundo y cuarto de ESO en los 716 centros de la Comunitat Valenciana, entre diciembre y enero y se impartirán durante cuatro años.

Se trata de un programa que comportará la realización de talleres dialógicos en los centros de educación secundaria obligatoria de todo el territorio, públicos y concertados, dirigidos al alumnado de segundo y cuarto de ESO e impartidos por psicólogos y psicólogas especialistas en la materia. Los talleres, además, se desarrollarán en coordinación con el profesorado de orientación educativa, equipos directivos y profesorado tutor.

Es una iniciativa necesaria, dadas las circunstancias sociales que estamos viviendo y la situación de la salud mental de la población adolescente en general. Como Administración educativa, y como sociedad, tenemos la responsabilidad de no mirar hacia otro lado y actuar en él. Por eso, nos hemos marcado el objetivo de que ningún adolescente se quede atrás; aumentar la capacidad del sistema educativo para detectar posibles situaciones de riesgo; abordar un tema que no se puede ni obviar ni esconder; crear espacios donde los adolescentes puedan autoevaluarse y expresarse; y en donde los profesionales de la educación se sienten acompañados en el proceso de detección de conductas nocivas para nuestro alumnado.

Todo ello, perseguimos mejorar el bienestar emocional de jóvenes y adolescentes, porque queremos que se sientan personas empoderadas, que aprendan a gestionar sus emociones y autorregularse; que sean capaces de mejorar sus relaciones personales; y que tengan esperanza en el futuro y sentido de la vida.