AlcaldiaBienestar Social

El Ayuntamiento de l’Alfàs revalida el convenio de colaboración suscrito con AFEM Marina Baixa

86

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha renovado esta mañana el convenio de colaboración anual existente con AFEM Marina Baixa, asociación comarcal de familiares y personas con problemas de salud mental, acuerdo dotado con una partida presupuestaria de 8.000 euros, con el objetivo de contribuir en el mantenimiento del servicio de asesoramiento y atención, prestado por dicha entidad, primando su carácter de utilidad pública.

El alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, ha hecho hincapié en la importante función que desempeña AFEM, representada por su presidente José María Zahonero, en pro de la defensa de los derechos de las personas con problemas de salud mental, promoviendo acciones destinadas a evitar su aislamiento social y fomentando su autonomía, mediante programas de orientación y búsqueda de empleo, y ofreciendo asesoramiento en todo momento. Una labor que incluye, además, la sensibilización de la ciudadanía sobre las enfermedades mentales, con el fin de proporcionar información y reducir el estigma social.

En las imágenes, el alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, acompañado por la concejala de Bienestar Social, Marisa Cortés, y el presidente de AFEM Marina Baixa junto a la secretaria de la asociación, José María Zahonero y Ana Belén Marín.

Desde su fundación en 1997, AFEM proporciona asistencia y asesora a las personas con problemas de salud mental y a sus familias. Actualmente ofrece los servicios de apoyo psicológico, social y terapéutico, realiza labores de coordinación y de derivación de casos con los servicios sociosanitarios, y desarrolla programas de rehabilitación psicosocial, atención domiciliaria, rehabilitación laboral, ocio y tiempo libre, información y sensibilización sobre enfermedades mentales y un programa psicoeducativo para familias. Desde la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi se destina una partida de 8.000 euros, para que esta asociación de ámbito comarcal pueda seguir prestando sus servicios.

Desde que se diagnostica la enfermedad, se pone un marcha un protocolo de actuaciones muy valioso para los afectados, para quienes la información y asesoramiento, ofrecido por este tipo de asociaciones, resulta de vital importancia para reconducir la nueva situación personal y familiar.