AlbirCulturaPatrimonio

La Generalitat concede una subvención de 4.700 euros al Museo Villa Romana de l’Albir

435

El Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir ha recibido una subvención de 4.720 euros de la Generalitat Valenciana para llevar a cabo actuaciones de conservación de las colecciones del museo, modernización de equipamientos y herramientas de trabajo y renovación de los recursos que ofrecen al visitante una correcta interpretación de los bienes culturales.

En concreto, esta subvención de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha permitido adquirir dos visores de realidad virtual para la experiencia inmersiva del museo. Fue en noviembre de 2022 cuando el Museo Villa Romana presentó al público este nuevo recurso tecnológico: unas gafas de realidad virtual que permiten realizar un viaje en el tiempo para ponerse en la piel de las personas que habitaron la Villa Romana de l’Albir en el siglo V d. C.

El proyecto, realizado junto al grupo de Patrimonio Virtual de la Universidad de Alicante, supone una nueva apuesta del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi por el uso de las tecnologías en la interpretación museística y patrimonial, convirtiéndose en referente.

Estas gafas de realidad virtual están disponibles en tres idiomas: castellano, valenciano e inglés. Se trata de un documental dramatizado virtual en 360º en un entorno totalmente inmersivo, que recrea, con una técnica fotorrealista, tres escenas de la vida diaria en la Villa Romana de l’Albir: una recepción en el peristilo, un baño en las termas y un banquete en el gran comedor. Está ambientado a principios del siglo V d.C, el momento de mayor esplendor de la Villa Romana de l’Albir.

Otra de las actuaciones financiadas a través de esta subvención es la renovación de los equipamientos didácticos del museo, tanto la señalética interna como los paneles divulgativos e informativos.

La Villa Romana de l’Albir, catalogada por el Consell como el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, es un yacimiento arqueológico de una gran riqueza patrimonial y científica, cuyas excavaciones retoma en 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, 25 años después de ser descubiertas.

Es un yacimiento clave para el estudio del poblamiento rural a partir del siglo IV en el norte de la provincia de Alicante. Las termas, que pueden visitarse en este museo, son de las mejor conservadas de la provincia.

El Museo abrió sus puertas en abril de 2011 y ya acumula más de 60.000 visitas. Fue pionero en la aplicación de la tecnología 3D sobre yacimientos al aire libre. Cuenta, además, con una Sala de Audiovisuales en la que se exponen 45 piezas de relevante valor.