Cooperación y VoluntariadoSalud

Nuevo llamamiento a l’Alfàs para que acuda a donar sangre el lunes 3 de abril en el Centro de Salud

179

A diario el Centro de Transfusión de Alicante distribuye 250 bolsas de sangre a los 15 hospitales de la provincia. Para poder atender estas necesidades necesitan trasladarse periódicamente a los distintos municipios, desplazándose por este motivo el próximo lunes, 3 de abril, al Centro de Salud de l’Alfàs desde las 16:30 horas y hasta las 20:30 horas.

La concejalía de Sanidad, junto al Centro de Transfusión de Alicante y el Centro de Salud de l’Alfàs, hacen un llamamiento a la ciudadanía con especial interés por las fechas que se avecinan, la Semana Santa, periodos vacacionales en los que el número de donantes se reduce de manera drástica y los accidentes son más comunes, por lo que son mayores las necesidades de sangre, además de para tratar múltiples patologías e intervenciones: cirugías, partos, trasplantes, tratamientos para enfermos onco-hematologicos…

Quién puede donar y cada cuánto tiempo? La mayoría de la población general reúne las condiciones necesarias para convertirse en donante, pero ante cualquier duda, se debe consultar al profesional sanitario. En líneas generales, los hombres pueden donar 4 veces al año y las mujeres 3, dejando pasar dos meses entre donación y donación. Los requisitos de la donación de sangre son muy sencillos: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos, gozar buena salud y no acudir a donar en ayunas. Al terminar de donar, se puede seguir la actividad normal aunque no es recomendable hacer grandes esfuerzos físicos. En cualquier caso, cada donante recibirá una hoja informativa con las pautas concretas y consejos a seguir tras la donación.

¿Por qué es importante donar sangre? La sangre y sus componentes resultan imprescindibles en el tratamiento de numerosas enfermedades. Por ejemplo, el plasma ayuda al tratamiento en grandes quemados, trasplantes de órganos, de él se obtiene la albúmina, las inmunoglobulinas y los factores de coagulación que permiten el tratamiento de numerosas patologías (hemofilia, enfermedades autoinmunes, etc.); los glóbulos rojos, por su parte, son imprescindibles en caso de accidentes, anemias e intervenciones quirúrgicas; y las plaquetas lo son para detener hemorragias y continuar con tratamientos oncológicos. Se dice que con una sola donación se pueden salvar tres vidas, porque son tres los fundamentales usos en los que se fracciona una sola bolsa de sangre. En definitiva, la donación de sangre constituye un objetivo de gran interés tanto sanitario como social, cualquiera podemos necesitar sangre algún día, y disponer de ella es responsabilidad de toda la comunidad.