AlbirCooperación y Voluntariado

Colabora con la Asociación Voluntariado Social de l’Alfàs del Pi comprando su calendario solidario

141

Los calendarios solidarios de la Asociación Voluntariado Social de l’Alfàs del Pi se están agotando rápidamente. Una iniciativa con la que esta entidad sin ánimo de lucro pretende recaudar fondos para el Banco de Alimentos. Este año, para reunir las imágenes con las que confeccionar el almanaque, la concejalía de Cooperación y Voluntariado organizó un concurso fotográfico, en colaboración con el Voluntariado y con el colectivo We love Albir, que ganó Irena Bodnarec.

El calendario del Voluntariado Social se vende al mismo precio del año pasado, 7,50 euros, en el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir, la Oficina de Turismo de l’Albir y el Faro. También se pueden adquirir en la sede del centro de voluntariado noruego Frivilligsentralen y en una decena de establecimientos del municipio: The Church, Brew Rock, Drunken Duck, ChocoFlora, Ambiente Floral, Notar, Tu móvil, Fotografía Yoeli, Don Panchito, Bar Granados y Farmacia Central Alfas.

Desde el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, las concejalas de Cooperación y Voluntariado, Isabel Muñoz, y de Residentes de Otras Nacionalidades, Martine Mertens, animan a la ciudadanía a colaborar con el Voluntariado Social comprando el calendario solidario.

La Asociación Voluntariado Social de l’Alfàs del Pi cuenta actualmente con 44 personas voluntarias que dedican gran parte de su tiempo libre a la recogida, clasificación y reparto de ropa y alimentos. Durante 2020 destinaron más de 4.000 horas a estas labores sociales.

Antonio Viso preside esta entidad, creada en enero de 2013 con el fin de asistir a las personas en riesgo de exclusión social del municipio. Desde la administración local se valora y respalda públicamente el trabajo eficaz y discreto que desempeña el Voluntariado, un colectivo formado por personas de diferentes edades y nacionalidades a quienes agradecen las miles de horas que dedican al año en esta labor tan importante.

La pandemia de coronavirus ha traído consigo un incremento en la demanda de familias que han hecho uso del Banco de Alimentos y también en el de donaciones, tanto de particulares como de asociaciones de toda índole, colectivos festeros y deportivos, asociaciones de residentes de distintas nacionalidades, agrupaciones de jubilados, centros educativos, empresas, supermercados, comercios… En definitiva, un numeroso grupo de gente de diversas nacionalidades y edades, al que la Asociación Voluntariado Social ha querido dar las gracias y al que ha animado a seguir prestado su colaboración.