AlbirCulturaPatrimonio

El Ayuntamiento de l’Alfàs renueva y amplía los paneles didácticos del Museo Villa Romana de l’Albir

75

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha actualizado los paneles didácticos del Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir, sustituyendo los que había hasta ahora, colocados en 2011 cuando se abrieron al público estas instalaciones.

Según ha explicado el concejal de Cultura, Manuel Casado, “en estos diez años las condiciones climáticas habían desgastado los soportes, que presentaban un estado deteriorado, pero lo más importante es que se han actualizado los textos y las imágenes de los nuevos paneles para adecuarlos a las hipótesis planteadas a partir de las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el yacimiento”.

La Villa Romana de l’Albir, catalogada por el Consell como el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, es un yacimiento arqueológico de una gran riqueza patrimonial y científica, cuyas excavaciones retoma en 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, 25 años después de ser descubiertas.

Es un yacimiento clave para el estudio del poblamiento rural a partir del siglo IV en el norte de la provincia de Alicante. Las termas, que pueden visitarse en este museo, son de las mejor conservadas de la provincia.

La directora del Museo y técnica municipal de Patrimonio, Carolina Frías, ha señalado que, a partir de los trabajos de excavación realizados en el yacimiento, “se ha reinterpretado la función del espacio septentrional del caldarium, el lugar donde colocar el labrum, una pileta de agua fría donde las personas usuarias de los baños podían refrescarse con agua fría”.

Toda esta información está recogida en los nuevos paneles didácticos que se han instalado en el Museo Villa Romana. Además, se han renovado las imágenes virtuales con nuevas texturas y personajes, presentando un diseño muy realista de cómo eran las estancias de las termas y el gran comedor, así como de las mujeres y hombres que harían uso de estas instalaciones.

“Se ha colocado en la pared del museo una gran trampantojo digital con la reconstrucción ideal de cómo sería peristilo de la villa en el siglo V. Este peristilo se encontraría debajo de un edificio lindante con el yacimiento y no es posible visitarlo, por lo que esta imagen tiene un gran contenido didáctico”, ha añadido Carolina Frías.

Así mismo, se han añadido dos paneles nuevos que ayudan a entender mejor el funcionamiento de las termas y de los banquetes que tenían lugar en el gran comedor, aprovechando el trabajo de investigación realizado para el nuevo recurso tecnológico del Museo que se acaba de poner a disposición del público: unas gafas de realidad virtual que permiten vivir una experiencia inmersiva, un viaje en el tiempo para ponerse en la piel de las personas que habitaron la Villa Romana de l’Albir en el siglo V d. C. Recrean, con una técnica fotorrealista, tres escenas de la vida diaria en la Villa Romana de l’Albir: una recepción en el peristilo, un baño en las termas y un banquete en el gran comedor.

“Un recurso apto para todos los públicos que fomenta la accesibilidad al patrimonio”, ha manifestado el concejal de Cultura de l’Alfàs. Está disponible en tres idiomas: castellano, valenciano e inglés. Se trata de un documental dramatizado virtual en 360º en un entorno totalmente inmersivo. Uno de los pocos productos de este tipo que se dan en los museos de nuestro país.

El Museo de la Villa Romana de l’Albir se consolida como centro de referencia en la Comunitat Valenciana para la aplicación de recursos tecnológicos en la interpretación y la valorización turística del patrimonio cultural. Abrió sus puertas en abril de 2011 y fue también pionero en la aplicación de la tecnología 3D sobre yacimientos al aire libre.

La directora del Museo ha avanzado que “se ha solicitado una subvención para actualizar las imágenes de la aplicación con realidad aumentada, que son de 2015, cuyos gráficos también han de adaptarse y renovarse”. Además, se pretende incluir en esta app los nuevos espacios de la villa abiertos al público, como el patio y el oecus.

Los nuevos paneles didácticos del Museo Villa Romana se han sufragado a través de la subvención que la conselleria de Cultura concede a museos de la Comunitat Valenciana.