AlbirTurismo

La playa Racó de l’Albir reconocida un año más con la Bandera Azul distintivo de calidad medioambiental

53

Desde su creación hace 35 años, la playa Racó de l’Albir ha logrado año tras año la Bandera Azul, símbolo de calidad, buena gestión y excelencia, “lo que pone de manifiesto el trabajo y esfuerzo realizado por el Gobierno Local desde las diferentes áreas para mantener en un magnífico estado nuestra playa”, según ha destacado esta mañana el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques.

Al distintivo Bandera Azul para la playa de l’Albir, hay que añadir un distintivo Sendero Azul para la Ruta al Faro y otros cinco distintivos azules para cinco centros de interpretación medioambiental locales: el Centro de Interpretación Medioambiental del Faro de l´Albir ; Centro de Interpretación Medioambiental y Paisajística ‘Los Carrascos’; Centro de Interpretación Medioambiental ‘La Antigua Cantera’; Centro de Educación Ambiental Los Carabineros y el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir “en reconocimiento a su papel divulgativo y formativo sobre los ecosistemas litorales y el desarrollo sostenible” según ha manifestado el concejal de Medio Ambiente Luis Morant. Se da la circunstancia que de los 13 centros azules distinguidos en toda la provincia de Alicante, 5 se encuentran en l’Alfàs, ha señalado nuevamente Arques, para reiterar el compromiso de seguir promoviendo políticas comprometidas con la recuperación, salvaguarda y difusión del patrimonio natural del municipio.

La Bandera Azul ondea en la playa del Racó de l’Albir desde 1987. La playa del Racó de l’Albir ha obtenido un año más la Bandera Azul, lo que convierte a l’Alfàs del Pi en una de las pocas localidades españolas que han conseguido mantener esta distinción de calidad medioambiental, que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) al estado de las playas desde hace ya 35 años. Este galardón reconoce la elevada calidad del agua de baño, así como la excelencia de los servicios que se prestan a los usuarios, como ha destacado el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, esta mañana, que tras una reunión de trabajo ha querido acercarse hasta el Paseo de las Estrellas de l’Albir, junto a los concejales de Servicios Técnicos Oscar Pérez; Educación y Empleo Loli Albero, Medio Ambiente y Playas, Luis Morant y técnicos municipales.

Así mismo, l’Alfàs del Pi ha ratificado su inclusión en la exclusiva red de Senderos Azules, para el camino al Faro de l’Albir, la ruta roja del Parc Natural de la Serra Gelada, un galardón concedido por primera vez en 2013, y han vuelto a ser dintinguidos su cinco centros azules. Edificios y espacios de un gran valor histórico, cultural, y natural, recuperados para el ocio y esparcimiento de la comunidad, pero también para un mejor conocimiento de los mismos y de su entorno. Con enclaves tan valiosos como el Centro Azul Los Carrascos, con el mayor número de especies autóctonas de toda la Comunitat Valenciana. “Hasta 140 especies autóctonas y endémicas representativas del Parc Natural de Serra Gelada” ha recordado el concejal de Medio Ambiente Luis Morant.

Centro Azul CIFA, Centro Interpretación Faro de l’Albir desde 2013

En octubre de 2011 el Ayuntamiento de l’Alfàs ponía en marcha en colaboración con el Parc Natural de la Serra Gelada el Centro de Interpretación Faro de l’Albir, convirtiéndose en el primer faro cultural de toda la Comunidad Valenciana, información recogida en una guía editada también recientemente en inglés, con detalles varios y de interés todos, además de muy fácil lectura, sobre diferentes aspectos, como la fecha, 30 de abril de 1863, en que se iluminó por primera vez la linterna de este edificio singular, o la curiosidad sobre la lampara, que en un principio se iluminaba con aceite de oliva, hasta que en 1984 se instalaron paneles de energía solar. El objetivo de entonces y ahora sigue siendo el mismo “preservar este importante elemento de nuestro patrimonio histórico, difundir los múltiples valores culturales y medioambientales de la Serra Gelada, y la necesidad de todos de implicarnos en su protección”.

Sendero Azul a la Ruta del Faro de l’Albir desde 2013 también

Gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, la conselleria de Medio Ambiente y el ente gestor del Parc Natural de la Serra Gelada, la ruta del faro es accesible para personas con movilidad reducida, en sillas de ruedas manuales o eléctricas. Se han pavimetado los accesos a áreas de descanso y merenderos, para que cualquier usuario de silla de ruedas, o personas con movilidad reducida, puedan acceder a las mismas y, así, hacer pleno uso de esta emblemática ruta del Parc Natural. Los espacios de recreo son accesibles y los desniveles de terreno están correctamente señalizados, así como el acceso principal; el pavimento de todas las rutas y zonas de recreo es antideslizante, y los senderos de circulación tienen una anchura mínima de 1,50 metros para los peatones y las personas usuarias de sillas de ruedas.

Centro Azul CEA Carabineros desde 2017

La rehabilitación integral de un edificio histórico de l’Alfàs que estaba en desuso, dándole una nueva vida como Centro de Educación Ambiental, “Un espacio desde el que impartir conciencia ambiental, actitudes y valores hacia el medio ambiente”

El Cuartel de los Carabineros de l’Albir se construyó en 1829, el mismo año en que se crea el Real Cuerpo de Carabineros de Costas y Fronteras. Su adecuación permite acoger la celebración de exposiciones, seminarios, charlas y visitas de escolares

Un complejo educativo medioambiental que ya sirve de puerta de entrada al Parc Natural de la Serra Gelada.

Centro Azul para el CIPM Los Carrascos desde 2018

En esta parcela de 11.000 m² habitan más de 200 especies, de las que 80 son endémicas de la Comunitat Valenciana. Se trata de uno de los espacios forestales con mayor concentración de plantas endémicas a exposición pública, convertido en modelo de conservación de la flora silvestre de la región. En el CIPM Los Carrascos se han recuperado plantas que estaban enfermas, como la Silene hifacensis, una especie en peligro de extinción.

Centro Azul para el Centro de Interpretación Medioambiental la Antigua Cantera de l’Albir desde 2020

El nuevo Centro Azul de la Cantera de l’Albir es una zona recreativa y de ocio sostenible, enmarcada en el Parque Natural de Serra Gelada. En los últimos años se ha venido trabajado en la recuperación y acondicionamiento de esta zona en desuso, y creado un itinerario alternativo para los usuarios del Parque, que desemboca en un área de esparcimiento donde se encuentra una vía ferrata vertical de 30 metros de altura, un espectacular mirador y mesas de picnic. Se combina por tanto a la perfección, la función educativa y divulgativa que deben cumplir estos centros, con la recuperación del patrimonio natural “de gran valor desde el punto de vista ambiental, cultural, pedagógico y educativo”.

Centro Azul para el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir desde 2021

En 1979 unas obras próximas a la playa de l’Albir sacaron a la luz los restos óseos de un enterramiento de época romana. Durante los años ochenta y noventa del siglo XX las excavaciones arqueológicas descubrieron un yacimiento de una gran riqueza patrimonial y científica formado por una extensa necrópolis, un mausoleo y una villa. Todo el conjunto se ha datado entre los siglos IV a VII d.C. En 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, retomó los trabajos arqueológicos con el fin de recuperar uno de los yacimientos más significativos de la provincia de Alicante, convirtiéndose en el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, inaugurado en marzo de 2011. Desde su apertura, se ha ido ampliando de manera progresiva por fases, con nuevos recursos didácticos, como una maqueta táctil que permite a los invidentes descubrir el yacimiento, una Sala de Audiovisuales en la que se exponen piezas de relevante valor, o una guía interactiva de realidad aumentada, desarrollada conjuntamente por la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi. En 2015 se amplió el recorrido visitable hasta uno de los edificios principales de la villa, una estancia absidiada bastante grande denominada oecus, y ahora continúa con la zona residencial donde el dominus tenía sus estancias y celebraba los banquetes. Y acaba de finalizar la última ampliación, tras la excavación y musealización de las estructuras situadas al sur de las termas, sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir, unos trabajos que han sufrido un retraso por la pandemia pero muy productivos ya que se ha encontrado un patio con las habitaciones tras las termas y piezas muy valiosas desde la perspectiva científica y patrimonial, que vienen a despejar muchas dudas respecto a la Villa además de permitir abrir al público gran parte del yacimiento. Una inversión de 125.000 euros de la Generalitat Valenciana Fondos FEDER, que para su desarrollo ha requerido la contratación de 11 personas, y que ha contado con la colaboración de la Universidad de Alicante, encargada de la realización de un vídeo de realidad virtual de 360 con la recreación del peristilo, el oecus y las termas de la villa mediante un cortometraje virtual que muestra el ritual del convivium.