AlbirTurismo

L’Alfàs se presenta en Fitur como sede del Congreso Internacional Bandera Azul 2024

352

L’Alfàs se ha presentado en el estand de la Comunitat Valenciana, en Fitur, como sede del Congreso Internacional Bandera Azul: ‘Sostenibilidad, Salud y Seguridad’ los días 22, 23 y 24 de octubre, y así lo ha anunciado José Palacios, presidente de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor – Fundación de Educación Ambiental (ADEAC-FEE) responsable en España de los programas Bandera Azul para playas, puertos deportivos, Ecoescuelas y Senderos Azules.

Un Congreso que reunirá a expertos y profesionales de primera línea en l’Alfàs durante tres días. José Palacios se ha referido a la necesidad de abordar los factores estratégicos de la sostenibilidad, la salud y la seguridad, “un foro de debate abierto, avalado por un Comité Científico, integrado por cincuenta personas de más de veinte Universidades de diferentes países”, que cuenta con el apoyo de la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo y la Secretaría de Estado de Turismo.

Para el alcalde alfasino, Vicente Arques, es un orgullo poder acoger un congreso de esta envergadura, y una oportunidad poder escuchar a los expertos de todo el mundo que van a participar, y reafirmar el compromiso de l’Alfàs de seguir trabajando por conservar y ampliar el patrimonio natural y cultural, avalado con ocho distintivos azules.

Sólo 8 ciudades en España, 10 de Europa y 13 de todo el mundo han sido distinguidas con la Bandera Azul de manera ininterrumpida durante 36 años, encontrándose la playa Racó de l’Albir, de l’Alfàs del Pi, entre este selecto grupo.

Pero no se trata sólo de la playa, sino de una acción global. L’Alfàs lleva años trabajando en la recuperación, conservación y difusión de su patrimonio, natural, cultural, patrimonial e inmaterial, siendo el único municipio de España con seis Centros Azules. Edificios y espacios de un gran valor histórico, cultural, y natural, recuperados para el ocio y esparcimiento de la comunidad, pero también para un mejor conocimiento de los mismos y de su entorno. Con enclaves tan valiosos como el Centro Azul Los Carrascos, con el mayor número de especies autóctonas de toda la Comunitat Valenciana. “Hasta 140 especies autóctonas y endémicas representativas del Parc Natural de Serra Gelada”

Estos Centros Azules de l’Alfàs son resultado del trabajo realizado durante los últimos años desde el Ejecutivo Local, ha explicado Arques, por la recuperación y acondicionamiento de importantes zonas en desuso, rehabilitando edificios y creando itinerarios alternativos para los usuarios del Parque. Centros que junto a la playa del Racó de l’Albir y el camino al Faro, combinan la conservación del entorno con las funciones educativas, el ocio y la cultura. Un esfuerzo reconocido por la Fundación Europea.

En total, son ocho galardones azules, en reconocimiento a una gestión de calidad medioambiental.

Centro Azul CIFA, Centro Interpretación Faro de l’Albir desde 2013

En octubre de 2011 el Ayuntamiento de l’Alfàs ponía en marcha en colaboración con el Parc Natural de la Serra Gelada el Centro de Interpretación Faro de l’Albir, convirtiéndose en el primer faro cultural de toda la Comunidad Valenciana, información recogida en una guía editada también recientemente en inglés, con detalles varios y de interés todos, además de muy fácil lectura, sobre diferentes aspectos, como la fecha, 30 de abril de 1863, en que se iluminó por primera vez la linterna de este edificio singular, o la curiosidad sobre la lampara, que en un principio se iluminaba con aceite de oliva, hasta que en 1984 se instalaron paneles de energía solar. El objetivo de entonces y ahora sigue siendo el mismo “preservar este importante elemento de nuestro patrimonio histórico, difundir los múltiples valores culturales y medioambientales de la Serra Gelada, y la necesidad de todos de implicarnos en su protección”.

Sendero Azul a la Ruta del Faro de l’Albir desde 2013 también

Gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, la conselleria de Medio Ambiente y el ente gestor del Parc Natural de la Serra Gelada, la ruta del faro es accesible para personas con movilidad reducida, en sillas de ruedas manuales o eléctricas. Se han pavimetado los accesos a áreas de descanso y merenderos, para que cualquier usuario de silla de ruedas, o personas con movilidad reducida, puedan acceder a las mismas y, así, hacer pleno uso de esta emblemática ruta del Parc Natural. Los espacios de recreo son accesibles y los desniveles de terreno están correctamente señalizados, así como el acceso principal; el pavimento de todas las rutas y zonas de recreo es antideslizante, y los senderos de circulación tienen una anchura mínima de 1,50 metros para los peatones y las personas usuarias de sillas de ruedas.

Centro Azul CEA Carabineros desde 2017

La rehabilitación integral de un edificio histórico de l’Alfàs que estaba en desuso, dándole una nueva vida como Centro de Educación Ambiental, “Un espacio desde el que impartir conciencia ambiental, actitudes y valores hacia el medio ambiente”

El Cuartel de los Carabineros de l’Albir se construyó en 1829, el mismo año en que se crea el Real Cuerpo de Carabineros de Costas y Fronteras. Su adecuación permite acoger la celebración de exposiciones, seminarios, charlas y visitas de escolaresUn complejo educativo medioambiental que ya sirve de puerta de entrada al Parc Natural de la Serra Gelada.

Centro Azul para el CIPM Los Carrascos desde 2018

En esta parcela de 11.000 m² habitan más de 200 especies, de las que 80 son endémicas de la Comunitat Valenciana. Se trata de uno de los espacios forestales con mayor concentración de plantas endémicas a exposición pública, convertido en modelo de conservación de la flora silvestre de la región. En el CIPM Los Carrascos se han recuperado plantas que estaban enfermas, como la Silene hifacensis, una especie en peligro de extinción.

Centro Azul para el Centro de Interpretación Medioambiental la Antigua Cantera de l’Albir desde 2020

El nuevo Centro Azul de la Cantera de l’Albir es una zona recreativa y de ocio sostenible, enmarcada en el Parque Natural de Serra Gelada. En los últimos años se ha venido trabajado en la recuperación y acondicionamiento de esta zona en desuso, y creado un itinerario alternativo para los usuarios del Parque, que desemboca en un área de esparcimiento donde se encuentra una vía ferrata vertical de 30 metros de altura, un espectacular mirador y mesas de picnic. Se combina por tanto a la perfección, la función educativa y divulgativa que deben cumplir estos centros, con la recuperación del patrimonio natural “de gran valor desde el punto de vista ambiental, cultural, pedagógico y educativo”.

Centro Azul para el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir desde 2021

En 1979 unas obras próximas a la playa de l’Albir sacaron a la luz los restos óseos de un enterramiento de época romana. Durante los años ochenta y noventa del siglo XX las excavaciones arqueológicas descubrieron un yacimiento de una gran riqueza patrimonial y científica formado por una extensa necrópolis, un mausoleo y una villa. Todo el conjunto se ha datado entre los siglos IV a VII d.C. En 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, retomó los trabajos arqueológicos con el fin de recuperar uno de los yacimientos más significativos de la provincia de Alicante, convirtiéndose en el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, inaugurado en marzo de 2011. Desde su apertura, se ha ido ampliando de manera progresiva por fases, con nuevos recursos didácticos.

Centro Azul para el Espai Cultural Escoles Velles desde 2023

El Espacio Cultural Escoles Velles es un edifico construido en 1927, abandonado durante muchos años y recuperado por el actual Equipo de Gobierno Local como centro de interpretación abierto a diferentes iniciativas culturales y medioambientales, abarcando desde exposiciones, a cursos, foros, fiestas o conferencias, y además siendo punto de información turística adherido a la Red Tourist Info de la Comunidad Valenciana. Fue la primera escuela municipal abierta en el municipio, de ahí su nombre que ha conservado. Un lugar que guarda muchos recuerdos, estrenado por doña Concha, la maestra del pueblo quien se trasladaba de una vivienda de la calle Teniente Seguí donde impartía las clases a este singular edificio de grandes dimensiones. El inmueble ofrecía espacio más que suficiente para acoger a todo el alumnado del término municipal con edades comprendidas entre los 6 y los 14 años. Como era habitual en la época, los niños estaban separados en las aulas por sexo: en el ala derecha estudiaban los niños y en el ala izquierda, las niñas. Pero todo cambiaría a principios de la década de los ochenta con la apertura del Colegio Público Santísimo Cristo del Buen Acierto.